Descubre nuestra historia

Desde 2007 acercando la comida marina a las personas

En junio del 2007, Claudio y Gabriel Bustos, padre e hijo respectivamente, deciden junto a su familia dar comienzo al Restaurant "El Ancla".

Con una experiencia de 30 años en el rubro de comercialización y distribución de pescados y mariscos, Claudio abasteciendo el mercado nacional y Gabriel incursionando en las exportaciones, deciden dar un paso al lado para entrar de lleno en el mundo de los restaurantes, sin conocer hasta donde podrían llegar.

El Ancla comenzó en una casa pequeña con comedores amables y sin muchas pretensiones, pero si con el objetivo claro de acercar la cocina marina a la mayor cantidad de personas. Siempre motivados por dos premisas claras: calidad y cantidad. Con el paso de los años, la familia se fue dando cuenta que la receta estaba bien armada y que cada ingrediente se combinaba de tal forma que a los clientes no solo les gustaba, sino mas bien volvían una y otra vez, con amigos y familias.

En marzo del 2011, se decide extender los comedores de tradicional local de Américo Vespucio al sector oriente de Santiago, donde nace el local de Santa Beatriz 191, en Providencia. De esta manera, nos acercamos a nuestra clientela con la misma premisa del sabor de nuestras costas. Respirando profundo y mirando al oeste de la capital, sentimos la necesidad de abrir el tercer local en la comuna de Maipú. Ubicado en Av. Pajaritos No284 llegando a camino Melipilla. Iniciando la atención al público en Junio del 2014. Buscando presencia en el sector norte de Santiago, en diciembre del 2016, se adquiere nuestro cuarto local, ubicado en la comuna de colina sector de Chicureo. Justo en la caletera de la autopista los libertadores.

Seguimos trabajando día a día por llevar nuestra propuesta a la mayor cantidad de personas. Creemos firmemente que debemos aprovechar nuestros recursos marinos, fomentar su saludable consumo y rescatar la identidad de la cocina chilena, la que se prepara en cada una de las caletas mas escondidas, a lo largo de nuestra extensa costa.


BIENVENIDOS A BORDO!